Un trabajo que muchos parados quieren tener

En todas las ciudades los ayuntamientos hacen bolsas de trabajo en las que sacan a ciertos números de personas para hacer alguna que otra obra en las calles, o de jardinería para que parques y jardines siempre se encuentren en perfecto estado. Los requisitos indispensables para que te saquen a trabajar es que estés por supuesto apuntado al paro, lo que quiere decir que no trabajas en ningún sitio y no percibes ningún salario, tener a cargo familia hace que sumes más puntos para ser uno de los elegidos, y creo que ya la suerte es la que hace el resto. En estos tiempos son muchas personas en esa situación en la de tener que echar papeles para que los llamen y tener trabajo durante al menos seis meses, la falta de trabajo por otros lados hace que cada día se sumen más personas a estas listas interminables de gente que quiere trabajar. En España no es muy alto el sueldo que reciben pero por lo menos tienen a que agarrarse durante un periodo y después tiene derecho a cobrar paro y seguro que después si no los vuelven a llamar cobran una pequeña ayuda familiar.

El trabajo que realizan de albañilería suele ser para arreglar aceras, ya sabemos que en los pueblos son muchas las personas que se quejan, que si las baldosas se han levantado, que esta calle es demasiado estrecha, cosas así que hacen que el ayuntamiento tenga que poner remedio de alguna manera. Por lo general no suele ser gente profesional hay quienes incluso es la primera vez en su vida que han trabajado de albañil, llevan con ellos oficiales de primera que les van indicando como se debe hacer, ellos se encargan de hacer la pasta, de dar al oficial el material que necesita, y así se convierte en una gran ayuda, lo que viene siendo un peón de albañil. Por supuesto el uso de maquinaria de obras publicas usada es muy común en este tipo de obras, y necesitan igualmente a una persona que sepa como manejarlas. En cualquier caso nos damos cuenta que si no fuera por muchos ayuntamientos habría una cantidad mayor de parados que no tendrían donde agarrarse, menos mal que de esta manera por lo menos tienen la oportunidad de poder trabajar aunque solo sean seis meses al año, como se suele decir más vale eso que nada.